top of page

Cinco beneficios de practicar mindfulness

Actualizado: 11 feb


Mujer sentada con piernas cruzadas so


¿Necesitas cinco razones para comenzar a practicar mindfulness hoy? En este post te cuento cinco beneficios o aprendizajes que puedes experimentar en tu vida diaria al contar con una práctica formal de mindfulness. Pero primero, déjame aclarar una duda que desanima a muchas personas de meditar.


¿Tal vez no estoy meditando de la manera "correcta"?


Muchas personas piensan que porque tienen muchos pensamientos, entonces no están meditando correctamente. Pues, esto no es verdad. Así aparezcan de la nada cientos de ideas, preocupaciones, planes, viajes al pasado y el futuro, el solo hecho de reconocerlos amablemente y regresar a la respiración u otra ancla, ya estamos en el momento presente, y estamos meditando. Incorporar las distracciones a tu práctica es esperado y eso es algo en lo que te puedes entrenar.


Así que si solo has meditado un par de veces y por cinco minutos, por favor "no tires la toalla" aún. Siendo completamente honesta contigo, constancia es la palabra clave aquí. Se necesita compromiso de tu parte, ya que las prácticas diarias pueden tomar mucho de tu tiempo disponible en un inicio. Pero, valen totalmente la pena, en mi opinión. Es por eso que te invito a probarla y ver cómo te va.


¿Qué puedo aprender al tener una práctica de mindfulness?


Para terminar de animarte, déjame compartir contigo los cinco beneficios que podría darte el contar con una práctica disciplinada de mindfulness:


  1. Dejar el piloto automático y enganchar con el "modo ser". Comienzas a estar más consciente de lo que ocurre a tu alrededor, experimentando con tus cinco sentidos más seguido. Podemos disfrutar de comer y beber de manera consciente, por ejemplo.

  2. Estar en el momento presente. Darte cuenta cuando estas viajando al pasado o al futuro. Eso se lo dejamos a Marty McFly y al Doc (soy super fan de "Volver al futuro") volviendo al aquí y ahora y así aprovechando mejor nuestra energía.

  3. Aprender a conocerte. Aprendes a notar tus pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas, y también tus patrones de pensamiento y tendencias. Con esa información puedes darte cuenta de cuando te estás comenzando a estresar y salir rápidamente de allí.

  4. Ganar perspectiva. Cuando tomas una pausa puedes responder desde un lugar de más calma y claridad, y así puedes tomar mejores decisiones, más alineadas con tu bienestar.

  5. Ser más amable y compasiva contigo misma. Practicar mindfulness y tratándote con cariño es una forma de autocuidado, especialmente cuando atraviesas momentos difíciles.

En resumen, el mindfulness te permite responder a los retos que la vida te lanza y a "saborear" los momentos de alegría también. ¿Qué te parece? ¿Te gustaría construir el hábito de meditar, sintiéndote apoyada por una comunidad? Ahí es donde llevar un curso de mindfulness de ocho semanas te puede ayudar, ya que con la práctica constante de meditaciones y ejercicios, puedes aprender a través de tu propia experiencia.


¿Tienes curiosidad al respecto, pero por ahora quieres probar por tu cuenta? 🎧 Escucha mis meditaciones guiadas aquí.


¿Dudas o preguntas? Déjamelo saber en los comentarios o escríbeme por aquí.


 

Y si te gustaría inscribirte en la próxima edición de mi curso de "Mindfulness para el bienestar", puedes encontrar más información a continuación.








4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page